Artículos

Para animales de compañía sólo adquiera perros y gatos, nunca fauna silvestre.

Los animales silvestres son aquellos que viven libremente en las selvas y los bosques, como los loros, guacamayas, iguanas, tortugas, tigres, monos, perezas y muchos más. Están habituados a su medio natural, donde encuentran todos los requerimientos de alimentación para crecer, desarrollarse y reproducirse.

Cuando los sacan de sus lugares y los encierran en jaulas, toda su vida cambia. Se enferman, no pueden reproducirse, viven menos tiempo y algunos se mueren. En el caso de los mamíferos no aprenden de sus padres o congéneres a defenderse, cazar, esconderse, desenvolverse socialmente en su grupo, y es casi imposible que retornen a su ambiente natural por si solos sin un costoso y largo proceso de adaptación al que debía ser su hábitat natural.



HE AQUÍ ALGUNAS RAZONES POR LAS QUE NO DEBEMOS ADQUIRIR FAUNA SILVESTRE COMO ANIMALES DE COMPAÑÍA:

Los animales silvestres no están adaptados a vivir con el hombre, tarde o temprano su comportamiento cambia y pueden volverse agresivos, deprimirse y morir. Son transmisores de enfermedades al hombre. Un animal silvestre NUNCA va a ser doméstico aunque le demos comida casera, cuidados y mimos de mascota.

Al convertirnos en comprador de fauna silvestre estamos cometiendo un delito penado por ley. Estamos acelerando la muerte de ese animal y seguramente el de la madre (pocas personas saben que para obtener un bebe de mono, los saqueadores, golpean con un palo a la madre hasta que esta muere. Es la única manera en que lo suelta). Por cada animal silvestre que se atrapa mueren 4.


Al comprar fauna silvestre estamos colaborando con el comercio ilegal que es tan grave que se ha convertido en la TERCERA opción comercial más diseminada en el mundo detrás de las drogas y las armas. Movilizando millones de dólares al año y con ellos a miles de depredadores (humanos), disminuyendo especies que han logrado sobrevivir en la naturaleza con dificultad. (Para atrapar Guacamayas que anidan en las ramas más altas de los árboles, se talan inmensas cantidades de árboles centenarios, y se mueren otras grandes cantidades de animales pequeños no comerciables.)

Muchos jóvenes, ingresan a la moda de tener arañas, culebras, iguanas, y otros animales considerados exóticos, a quienes el ambiente urbano les resulta hostil, e imposibilita de cumplir sus ciclos naturalmente.

 

La mitad de las aves traficadas mueren en la vía de comercio. Están apiñadas en millares de jaulas estrechas, no reciben la dieta apropiada por especie y ni siquiera agua. La materia fecal por el hacinamiento actúa como disparador de agentes patógenos y las aves mueren. Otras por el stress se auto mutilan o pelean con otras especies. Cuando llegan a otros países deben pasar la cuarentena. Si algún ave muere durante esta por un virus, TODO el lote es sacrificado. En 1989 cinco cargamentos que llegaron a USA tuvieron una mortalidad de 100%. Más de 34.000 aves murieron. Si sigue mermando la cantidad de aves, proliferaran los insectos, reptiles, roedores y desaparecerán las cosechas desatándose inclusive epidemias. No se repoblaran los bosques y las selvas ya que ellas son las principales dispersoras de semillas. La aridez aumentará y con ella la temperatura y sequías alterándose el régimen de lluvias.

Los ecosistemas son dependientes unos de otros, si un ecosistema se afecta los demás también.

¿PUEDO TENER ANIMALES SILVESTRES COMO MASCOTAS?

Como principio, la Humane Society of the United States se opone firmemente al mantenimiento de animales exóticos, no domésticos (animales salvajes) como mascotas. El cuidar de ellos debidamente requiere muchos conocimientos, instalaciones especializadas y dedicación total a las necesidades de los animales. Cuando se mantienen animales silvestres como mascotas, es probable que sus vidas estén llenas de miseria. A menudo sufren en una jaula o en un acuario apiñado. Su sufrimiento puede comenzar cuando se capturan; cada año millones de pájaros, reptiles y mamíferos sufren y mueren en el viaje de su hábitat hacia la tienda de mascotas.

 


Salvo algunas excepciones, los animales silvestres son difíciles o imposibles de cuidar. A menudo al crecer son más grandes, fuertes y peligrosos de lo que los dueños esperan o pueden manejar. En general, sus necesidades nutritivas y sociales son desconocidas, y el reconocer problemas médicos es difícil. Pueden presentar un peligro para la salud y seguridad humana.

A los animales silvestres no se les domestica por el simple hecho de ser capturados cuando nacen o por ser criados por una “madre” humana. A medida que cualquier animal madura, la necesidad de una madre termina y el comportamiento instintivo del adulto reemplaza el comportamiento dependiente del bebé. Inevitablemente el mimoso cachorro demuestra un comportamiento destructivo y aparentemente temperamental sin provocación o advertencia. Tal animal ha llegado a ser un problema y se le descuida, se pasa de un dueño a otro, o se dispone de él de otra manera.
El ser dueño de un animal conlleva la responsabilidad de darle el debido cuidado apropiado y humanitario. Cuando se trata de animales silvestres, normalmente esto resulta imposible
. Invariablemente, es el animal el que sufre.

 

NO CONTRIBUYAS A ESTO. ¡NO COMPRES ANIMALES SILVESTRES!

Fuente: http://hontanarhiperboreo.wordpress.com/2010/01/19/la-fauna-silvestre-jamas-debe-ser-tu-mascota/


Joomla Templates - by Joomlage.com