¡Afilia tu Grupo!

La forma más eficaz de lograr aliviar el sufrimiento de los animales es actuando de manera unificada, esta unión está representada en APASDEM.


¿POR QUÉ APASDEM ME PIDE QUE ASUMA ESOS COMPROMISOS?

Lo único que se exige a los miembros de APASDEM, en lo que se refiere a su comportamiento personal, es:

Espíritu pacifista: Porque no podemos condenar la violencia que se ejerce contra los animales no humanos si al mismo tiempo nosotros actuamos con violencia, sea física o verbal.

Comportamiento ético: Porque no podemos exigir que las autoridades actúen con honestidad y sentido humanitario, si nosotros no somos los primeros en dar muestra de ello, y porque cualquier “mancha” en nuestros expedientes personales puede afectar y debilitar al movimiento entero.

Lealtad a APASDEM: Porque, por sobre las simpatías o antipatías personales, que pueden ser muchas dado que somos personas con formas de pensar, valores, ideas y hasta creencias religiosas o políticas muy distintas, tenemos un objetivo común: aliviar el sufrimiento de los animales.  La forma más eficaz de lograr esto es actuando de manera unificada y esta unión está representada en APASDEM.  Uno de los grandes problemas y debilidades que ha enfrentado el movimiento animalista en México (y del que se han valido las autoridades para evadir sus obligaciones) ha sido la desunión entre protectores.  Es momento de dejar atrás ese lastre que, en última instancia, a quien más perjudica es a los animales.

Vegetarianismo: Aunque este no es (por ahora) un requisito indispensable para ser miembro de APASDEM, sí es la actitud de vida más congruente que puede tener un protector de animales. ¿Se vale exigir el cierre de rastros, granjas peleteras, laboratorios, etc., y al mismo tiempo consumir lo que se produce en esos lugares?  Un vegetariano (mejor aún, vegano) es una persona que, además de no incluir en su alimentación animales o insectos de ningún tipo, ni sus derivados, también está atento a no utilizar ropa o zapatos de origen animal, de no comprar productos de limpieza, belleza, etc., que hayan sido probados en animales, de no acudir a espectáculos en los que se involucren animales, etc.  Los protectores de animales que hoy comen carne, pescado, huevos y productos lácteos deben aspirar a dejar de consumir y utilizar esos productos; los protectores de animales que hoy son vegetarianos pero siguen consumiendo leche, huevo, queso, miel, etc., deben aspirar a abandonar esos productos. El proceso es gradual, pero el compromiso debe ser muy serio.  Sólo así podremos llamarnos verdaderos protectores de los animales.


APASDEM son todas y cada una de las organizaciones que formamos parte, y cada una de nosotras podemos beneficiarnos de esta unión, para así ayudar a los animales.


Joomla Templates - by Joomlage.com